NoticiasPortadaRegionales

Minvu contrató cartografía que será vital para actualizar el Plan Regulador de Punta Arenas

Uno de los componentes de un Plan Regulador es su planimetría, la que se obtiene a través de una cartografía, la cual permite visualizar la morfología y crecimiento de una ciudad en un determinado periodo.

En el caso de Punta Arenas y su Plan Regulador actual, la cartografía data de hace una década, tiempo durante el cual la ciudad ha cambiado, como lo indicó el seremi de Vivienda y Urbanismo, José Miguel Horcos: “si bien el Plan Regulador actual fue aprobado en 2016, la imagen de la ciudad es de 2010 y en 10 años Punta Arenas ha crecido muchísimo”.

Por esto fue que decidieron contratar la elaboración de la cartografía, la que será un insumo relevante en la ejecución de la actualización del Plan Regulador Comunal de Punta Arenas, sobre todo como paso inicial del estudio en la etapa de diagnóstico.

Importante es para el Ministerio de la Vivienda la actualización del actual Plan Regulador, proceso que se licitará a fines de este año, contando para ello con los productos entregados por la base cartográfica elaborada.

Horcos, junto al equipo de la División de Desarrollo Urbano de esta secretaría, presentaron la innovadora cartografía para el nuevo Plan Regulador de Punta Arenas, que incorpora tecnología que por primera vez se utiliza en Magallanes, lo que servirá de insumo para planificar la ciudad en los años venideros.

Inédita técnica

En febrero de ese año comenzó a ejecutarse la inédita técnica, haciendo un levantamiento a través de un vuelo aerofotométrico, donde un avión realizó un vuelo durante tres horas en Punta Arenas. Este vuelo con tecnología Lidiar (sistema láser con detección de luz y distancia), capturó imágenes aerofotogramétricas del radio urbano de la ciudad e identificó puntos en todo el territorio, georreferenciando en dos y tres dimensiones la ciudad.

La cartografía, que ya está en conocimiento de la Municipalidad de Punta Arenas, será una herramienta fundamental para analizar, evaluar y proponer alternativas para la planificación territorial de la comuna.

El estudio fue financiado por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo y su ejecución tuvo un costo de 46 millones de pesos.

Además, el objetivo principal que tuvo la cartografía, fue realizar un levantamiento con tecnología de última generación del límite urbano actual, más una faja adicional de 200 metros en el sector periurbano de la ciudad. Este levantamiento generó una cartografía base que será utilizada como insumo en la próxima modificación del plan regulador.

“El próximo instrumento de planificación territorial será un gran aporte para toda la comunidad, porque consta de elementos tecnológicos que nunca antes se habían aplicado”, resaltó el seremi.

“Estos instrumentos nos permitirán visualizar el desarrollo de nuestra ciudad, su trama urbana y  volumetría general, así como las alturas de edificios, profundidades de ríos y cuencas, densidad de construcción y áreas verdes, entre otros. Lo que es muy importante para planificar el futuro de la ciudad, dónde vamos a construir viviendas, dónde podemos expandirnos y, en definitiva, pensar cómo será esta ciudad para los próximos 10 años”, concluyó Horcos.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba