NoticiasPortadaRegionales

La Conaf ha desplegado 11 brigadas contra incendios forestales este verano

Estos días con altas temperaturas significan una cuota de riesgo por la probabilidad en la ocurrencia de incendios”, señala René Cifuentes, jefe del departamento de Protección contra Incendios Forestales de la Corporación Nacional Forestal (Conaf) en Magallanes.

Y esta semana los pronósticos meteorológicos vaticinan días con temperaturas sobre el promedio normal y que bordearían los 21 grados ante lo cual a juicio de Cifuentes es necesario fortalecer y reforzar las medidas preventivas para lo cual los brigadistas forestales repasan los diversos procedimientos para actuar con celeridad y dar una oportuna respuesta ante cualquier emergencia.

Para este verano la Conaf implementó 11 unidades de brigadas forestales que están operativas en la Región de Magallanes. En la provincia de Magallanes hay dos brigadas desplegadas en las instalaciones que el organismo tiene en Río de los Ciervos.

En la provincia de Ultima Esperanza hay seis brigadas de las cuales tres se ubican en Puerto Natales, dos de ellas en la comandancia de Bomberos y una en el sector de Huertos Familiares.

Las otras tres permanecen en el Parque Torres del Paine: la brigada helitransportada en el sector de Villa Monzino en la administración, sector Serrano y las otras en el área de Laguna Amarga y en el sector del lago Dickson.

En la provincia de Tierra del Fuego hay dos brigadas en el área de Pampa Guanaco y la última en Puerto Williams.

Hay 105 personas que cumplen roles de turnos, con un promedio de ocho a diez brigadistas por cada unidad. A estas se suman las brigadas del Ejército y de la Armada con cerca de 20 personas.

Asimismo, están cerca de 40 personas que cumplen labores administrativas y de emergencia con central de operaciones en Punta Arenas, Natales, Puerto Williams.

Monitoreo remoto

René Cifuentes destaca que el trabajo de las brigadas se despliega con los patrullajes terrestres en diversos sectores, pero también en Ultima Esperanza se complementa con el monitoreo remoto gracias a las cámaras que permiten un rastreo a distancia en vastas zonas del Parque Torres del Paine y desde Puerto Natales.

Así ante la detección de cualquier fumarola se puede alertar a las brigadas más cercanas para acudir a verificar la ocurrencia o no de algún foco, señala Cifuentes.

El personero de la Conaf advierte que si bien este verano no hay turismo masivo como es tradicional, igual hay muchas familias que se desplazan durante la semana a sectores periurbanos o cercanos a las capitales provinciales.

Asimismo, en sectores periurbanos o parcelas hay personas que aprovechando el buen tiempo realizan algunas quemas o encienden fogatas en actividades recreativas. “No estamos exentos de riesgos. Además, hay que considerar que la vegetación está más seca por la escasez hídrica. Hay mucho pasto seco y que es más fácil que entre en combustión ante cualquier foco”, previene René Cifuentes.

Recuerda que el mayor “cortafuegos” es la prevención y lo destaca en tres pilares: la normativa legal que regula el uso del fuego y sanciona a quienes incumplen en ello; la planificación territorial que va regulando como se expanden los centros poblados y la fusión integrada que es la cooperación de la ciudadanía de realizar actividades recreativas al aire libre con responsabilidad y adoptando todos los resguardos.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba