NoticiasPortadaRegionales

Duro golpe a la construcción: cerca de 750 trabajadores desvinculados y 47 obras paralizadas

El avance del Covid-19 ha golpeado fuerte al mundo productivo de Magallanes. Y una de las industrias más afectadas es, sin duda, la de la construcción.

En ese contexto de incertidumbre, José Alvarado Mansilla, presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) de Punta Arenas conversó con El Magallanes para analizar el impacto que ha tenido el coronavirus en la industria en Magallanes.

“Los contratos en la construcción nos preocupan bastante por dos fenómenos: primero es la caída de incorporación de nuevos proyectos, que desde octubre a la fecha hemos tenido paralizaciones de obras; y, en segundo lugar, la irrupción de la cuarentena, que nos ha impedido continuar con una gran cantidad de proyectos en la región”, comenzó diciendo Alvarado.

El dirigente de la CChC Punta Arenas explicó el porqué del impacto de la emergencia sanitaria en el rubro de la construcción: “Dada la contingencia, no se puede trasladar al personal, por ejemplo, a Tierra del Fuego; muchas de estas obras trabajan con personas que vienen del norte y, como no tenemos cómo movilizarlos, no pueden llegar a trabajar”. A lo que continuó diciendo que “varias de nuestras empresas socias han paralizado sus obras, porque no pueden continuar. Por ejemplo, Vilicic en Tierra del Fuego o Salfa en Punta Arenas con obras importantes”.

– ¿Cómo se ve el escenario de la construcción en un futuro próximo?

– “El escenario es dinámico, porque hasta el día de hoy no sabemos cómo se nos viene la cantidad de contagiados, por lo tanto no sabemos si continuaremos con las cuarentenas. Hay que aplicar los protocolos sanitarios para poder continuar con las obras que están paralizadas y poder seguir el curso de las cosas. A nivel nacional ya tenemos una baja casi de un 12% en la mano de obra”.

– ¿Cuántas obras están paralizadas en Magallanes?

– “Dentro de las empresas que tenemos asociadas a la cámara, hay 47 obras paralizadas en este momento. 25 en Punta Arenas, 10 en Tierra del Fuego, 7 en Ultima Esperanza y 5 en la Antártica. Es un número importante y hay muchas obras que son grandes y con un alto nivel de mano de obra y tenemos que priorizar las familias de nuestros trabajadores. Es por eso que, apenas se reinicien las obras, tenemos que llevar a cabo el protocolo, que esté acorde con el ministerio. En Santiago se está haciendo eso y se está retomando paulatinamente las obras, así que tenemos que dar continuidad a nuestros proyectos”.

– ¿Cuántos despidos se han registrado en la construcción producto de la contingencia sanitaria?

– “Vuelvo a decir que puedo hablar sólo por las empresas asociadas a la CChC. En este sentido tenemos cerca de 750 trabajadores finiquitados, la mayor parte de ellos por término de obra y todos repartidos por varias constructoras”.

– ¿Hay algún plan para retomar las funciones?

– “Estamos abordando el protocolo sanitario para las obras de construcción donde entregamos recomendaciones. Primero asignamos los recursos que permitan implementar las medidas sanitarias en todos nuestros centros de trabajo de cada una de las obras; informar a cada uno de los trabajadores, directos e indirectos, sobre las medidas que estamos adoptando, porque este es un trabajo en conjunto donde todos estamos involucrados. También tenemos que visitar las faenas para ver en directo cómo se ha implementado este plan, y evaluar semanalmente este protocolo.

Estas prácticas recién están comenzando a ser implementadas pensando en los trabajadores y su seguridad”.

– Uno de los proyectos que más controversia ha generado es la vía elevada por su alto costo. ¿Dada la contingencia sanitaria, cree que se debería paralizar este proyecto?

– “Nosotros fuimos bien claros en señalar el año pasado en que avalábamos el proyecto de la vía elevada. Ahora, independiente que estemos en una crisis, este proyecto, que ya lleva varios años en sus etapas, nos parece prudente que se continúe con este proyecto, porque la economía también necesita del motor de la construcción.

“No podemos pensar que si bajamos este proyecto, el próximo año vamos a estar levantando otro, porque requieren de plazos largos y no podemos hacer eso”.

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba