NoticiasPortadaRegionales

Capturan en Argentina a militar condenado por violaciones a los derechos humanos

Walter Klug Rivera (70), quien está condenado en Chile por torturar, asesinar y hacer desaparecer a detenidos en diferentes centros de detención en el Biobío cuando era teniente del Ejército, fue detenido este sábado en Buenos Aires, Argentina, luego de haberse fugado hace algunos días hacia el país trasandino.

Se trata de un coronel en retiro, quien fue condenado por delitos de violaciones a los derechos humanos por el asesinato de 23 trabajadores de dos centrales de la empresa Endesa durante aquel período.

Walter Klug ya se había fugado en el año 2015, antes de cumplir su condena en la cárcel Punta Peuco por los delitos mencionados. El coronel (r) huyó hacia Argentina y posteriormente a Italia, país en donde fue extraditado a Chile en 2020.

Ya en Chile, Walter Klug se preparaba para cumplir otra condena por el delito de secuestro ocurrido en 1973 en contra de Luis Cornejo -un estudiante que pertenecía a la Universidad de Concepción- cuando huyó hasta Argentina.

Fueron representantes de la Agrupación de Derechos Humanos, Londres 38, quienes advirtieron a los organismos nacionales de justicia que Walter Klug no se encontraba en el país, a pesar de que mantenía arraigo nacional y firma mensual como medida cautelar.

Debido a esta situación, hace unos pocos días se emitió una orden de detención internacional de la Interpol, con el fin de extraditarlo a Chile para que cumpliera su condena, situación que se concretó ayer al confirmarse la detención.

“Walter Plough Rivera es detenido alrededor del mediodía en la ciudad de Buenos Aires, a pocos metros del hotel donde se hospedaba, un hotel muy sencillo que no llamaba mucho la atención. El había estado en otro hotel anteriormente y la Policía Federal Argentina le seguía los pasos”, detalló el prefecto Maximiliano Mac-Namara, jefe de Interpol Chile.

“Efectivamente, él tenía previsto cambiarse de este hotel mañana (hoy domingo)”, aseguró el funcionario policial.

 fuente: la prensa austral

Mostrar más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba